Skip to content

Comprensión de los anquilostomas en los perros

30 mayo, 2021

Los parásitos son desagradables y los anquilostomas no son una excepción. Estos pequeños gusanos desagradables pueden causar mucho daño a su perro, por lo que es importante que los propietarios estén al tanto de los síntomas de los anquilostomas en los perros y cómo tratarlos. Aquí está lo que necesitas saber.

¿Qué son los anquilostomas?

Anquilostomas en perros, científicamente conocidos como “Ancylostoma caninum” o “Ancylostoma braziliense, “ son parásitos intestinales que literalmente se enganchan en el revestimiento de los intestinos de su perro. Reciben su nombre por sus boquillas en forma de gancho, que utilizan para adherirse a la pared intestinal y alimentarse de los diminutos vasos sanguíneos del revestimiento intestinal. A pesar de su pequeño tamaño, de solo 3 milímetros de largo, esta práctica de alimentación puede provocar anemia severa.

El ciclo de vida de la anquilostomiasis tiene tres etapas: huevo, larva y adulto. Los huevos microscópicos pasan a través de las heces, donde se convierten en larvas y contaminan el medio ambiente. Las larvas pueden sobrevivir durante semanas o incluso meses antes de infectar a su perro. Las larvas luego migran a través del cuerpo del perro hasta llegar al intestino, donde maduran hasta convertirse en adultos y ponen huevos, perpetuando el ciclo.

anquilostomiasis en perrosCentros para el Control y la Prevención de Enfermedades / Wikimedia

¿Qué causa los anquilostomas en los perros?

Hay cuatro formas en que los perros pueden contraer este desagradable parásito:

  • Ingestión oral
  • Contacto directo con la piel.
  • En el útero
  • A través de la leche de la perra

Los perros ingieren accidentalmente las larvas al olfatear o comer tierra o heces contaminadas. También pueden ingerir larvas al acicalarse las patas o al beber agua contaminada, y las larvas pueden penetrar en la piel de los perros desprevenidos si el perro se acuesta en un suelo contaminado.

Las madres transmiten muchos buenos rasgos a sus cachorros. También pueden transmitir anquilostomas. Las larvas infectan a los cachorros ya sea en el útero o a través de la leche de la perra cuando los cachorros se alimentan. Esto es preocupante, ya que los anquilostomas pueden provocar una anemia grave en los cachorros, que puede ser mortal.

Síntomas de anquilostomas en perros

Como ocurre con la mayoría de las enfermedades, la detección temprana de anquilostomas puede ahorrarle muchas molestias a su perro. Hay varios síntomas de anquilostomas en los perros que los dueños deben conocer para ayudarlos a contraer una infección antes de que se convierta en un problema. Estos síntomas incluyen:

  • Anemia
  • Encías pálidas
  • Debilidad
  • Pérdida de peso
  • Diarrea sanguinolenta
  • Picazón en las patas
  • Crecimiento deficiente
  • Muerte

Estos síntomas también podrían ser un signo de otra enfermedad, así que asegúrese de llamar a su veterinario si nota alguno o todos estos síntomas en su perro.

Diagnóstico de anquilostomas en perros

huevo de anquilostomaJoel Mills / Wikimedia

Si su veterinario sospecha que su perro tiene anquilostomas, realizará una prueba de diagnóstico llamada flotación fecal para buscar huevos de anquilostomas. Esta prueba es generalmente un método muy confiable para detectar anquilostomas, ya que el parásito produce una gran cantidad de huevos a diario. La prueba a veces es menos confiable en cachorros muy jóvenes, ya que las larvas tardan de dos a tres semanas en madurar y producir huevos, así que hable con su veterinario sobre los protocolos de desparasitación que pueden ayudar a prevenir una infección por anquilostomas en las camadas.

Tratamiento de los anquilostomas en los perros

El tratamiento de los anquilostomas en los perros requiere la intervención de un veterinario que pueda recetarle a su perro un desparasitante o antihelmíntico. Estos medicamentos suelen ser orales y tienen pocos efectos secundarios, pero solo matan a los anquilostomas adultos. Esto significa que su veterinario probablemente recomendará tratar a su perro nuevamente en dos a cuatro semanas para eliminar cualquier nuevo adulto que se haya formado a partir de las larvas supervivientes. En casos raros, su perro puede necesitar una transfusión de sangre para ayudar a combatir la anemia severa.

Prevención de los anquilostomas en los perros

La prevención de la reinfección es una parte clave del tratamiento de los anquilostomas. Dado que los huevos pasan a través de las heces, es crucial que los dueños limpien las heces de los perros de inmediato, antes de que las larvas tengan la oportunidad de infectar el medio ambiente. Desafortunadamente, no existe un producto aprobado en el mercado para eliminar las larvas de los patios, así que hable con su veterinario acerca de agregar un preventivo contra el gusano del corazón que proteja contra los anquilostomas al plan de cuidado preventivo de su perro, mientras espera a que mueran las larvas del anquilostoma.

Los anquilostomas prosperan en ambientes húmedos y cálidos como las perreras abarrotadas, por lo que la higiene adecuada de las perreras, como limpiar los desechos de los perros y desinfectar las pistas y los patios, es tan importante. Evite llevar a su perro a instalaciones que no sigan los protocolos estándar de las perreras y evite las áreas donde hay grandes cantidades de heces de perro en el suelo.
perro con correa

Los anquilostomas en los cachorros se pueden prevenir. Hable con su veterinario sobre cómo establecer un horario de desparasitación para perras preñadas y cachorros recién nacidos.

¿Pueden los seres humanos contraer anquilostomas?

Quizás el aspecto más preocupante de los anquilostomas en los perros es el potencial de infección humana. Si bien los anquilostomas adultos no pueden infectar a los humanos, las larvas pueden penetrar en el cuerpo humano. Acostarse en suelo infectado puede permitir que las larvas de anquilostomas se entierren debajo de la piel, lo que causa una picazón incómoda y se conoce comúnmente como “picazón en el suelo”.

Los anquilostomas en los seres humanos pueden ser peligrosos. Las larvas migratorias pueden penetrar y dañar los órganos internos y los ojos, provocando ceguera y complicaciones. Afortunadamente, estas condiciones son raras y pueden evitarse evitando el contacto entre la piel y el suelo húmedo e infectado por anquilostomas. Bañarse y lavarse las manos con regularidad puede ayudar a prevenir infecciones.

La prevención de los parásitos es una parte importante de tener una mascota responsable. Conocer los síntomas de los anquilostomas en los perros y cómo prevenirlos ayudará a mantener a su perro feliz, saludable y libre de anquilostomas. Para obtener más información sobre los anquilostomas, o si sospecha que su perro tiene una infección por anquilostomas, hable con su veterinario.