Skip to content

Cómo detener los pedos de los perros

30 mayo, 2021

Ya sean silenciosos pero mortales o sorprendentemente ruidosos y malolientes, los pedos de los perros son algo con lo que nadie quiere lidiar. Estos pedos no solo son vergonzosos para usted y sus invitados, sino que también indican que su perro podría sentir dolor debido al exceso de gases. Si bien la emisión gaseosa ocasional de su perro es una parte normal e inevitable de la vida, el exceso de gas no lo es.

Hay varias causas de los pedos en los perros, desde problemas gastrointestinales hasta intolerancia a los alimentos, por lo que deberá visitar a su veterinario para determinar qué está desencadenando los gases malolientes de su perro. Aquí, exploramos las posibles razones detrás de los pedos de los perros y cómo detenerlos.

¿Por qué mi perro se tira tanto pedo y apesta?

Las causas de los pedos de los perros varían, pero generalmente son las mismas que en las personas. Después de una comida, las bacterias del tracto intestinal descomponen los alimentos en nutrientes que el cuerpo puede utilizar. Durante este proceso, el apestoso gas sulfuro de hidrógeno se libera como subproducto de la digestión de ciertos alimentos en el colon. Ese gas queda atrapado y tirarse pedos es la única forma en que su perro puede sacarlo.

Algunos perros también tienden a tragar mucho aire cuando comen y beben, especialmente los comedores rápidos y las razas braquicefálicas de nariz corta como Pugs, Boston Terriers, Shih Tzus y Lhasa Apsos. Al igual que el gas que se forma en su tracto digestivo, este aire tragado también es expulsado por los pedos.

Entonces, ¿es normal que los perros se tomen muchos pedos? Un poco de gas es normal todos los días, pero si siente que necesita usar una máscara de gas alrededor de su perro, entonces algo anda mal. Esto es especialmente cierto si los pedos son un desarrollo reciente y su perro tiene diarrea o encuentra sangre en las heces.

Descartar un problema gastrointestinal o intolerancia alimentaria

Varios problemas de salud pueden provocar problemas gastrointestinales en los perros, que incluyen:

  • Colitis canina
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Parásitos intestinales
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Cáncer
  • Pancreatitis

Por eso es tan importante visitar al veterinario para ver por qué su perro se tira pedos todo el tiempo. Recuerde, es probable que su perro también sienta dolor por todo ese gas, dice la Dra. Sara Ochoa, DVM, consultora veterinaria de DogLab. Con tratamiento para estas afecciones, los pedos de su perro deberían comenzar a disminuir.

Para determinar si su perro tiene alergias a los alimentos o intolerancia a los alimentos, su veterinario puede ponerlo en una dieta restringida para eliminar los ingredientes ofensivos. Una vez que sepa qué sustancias están causando los pedos de su cachorro, elimínelas de su dieta diaria.

Cambie la dieta de su perro lentamente para evitar los pedos

Los perros tienen estómagos bastante sensibles y cuando de repente cambias su comida a una nueva marca, es posible que tengas que lidiar con días o semanas de pedos de perro.

Para detener los pedos de los perros causados ​​por cambios en la dieta, cambie lentamente su cachorro a una nueva comida intercambiando la comida anterior en pequeños incrementos durante una semana. Esto aclimata el sistema de su cachorro a la nueva comida, previniendo problemas digestivos como gases y diarrea.

No le dé a su perro sobras de la mesa

Las sobras de la mesa y los alimentos para humanos son conocidos por causar problemas digestivos a los perros, incluido el gas. A diferencia de nosotros, los perros no pueden digerir fácilmente estos restos de comida, especialmente aquellos con alto contenido de grasas o azúcares. Además, muchas sobras de la mesa son peligrosas para los perros, así que cuando tu cachorro llegue a la mesa pidiendo limosna, es mejor ignorarlas por el bien de su estómago y tu nariz.

“La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa, por lo que darles cualquier cosa con lácteos les hará sentir mal de estómago”, dice el Dr. Ochoa. Por esta razón, omita darle a su perro cualquier alimento que contenga leche, crema o queso.

Mantenga a su perro fuera de la basura

Los perros son criaturas curiosas que disfrutan explorando la basura e incluso la caja de arena de su gato en busca de bocadillos deliciosos. Esto no solo es peligroso para su perro, sino que el comportamiento puede provocar mucho malestar estomacal y emisiones gaseosas. Evite que su cachorro acceda a su basura colocándola en una lata cubierta.

Durante los paseos, siempre mantenga a su perro alejado de cualquier cosa sospechosa en el suelo, como basura que otros hayan desechado. Y enséñele a su perro el comando “Déjelo” para que pueda hacer que arroje inmediatamente la basura que pueda encontrar.

Evite los alimentos que inducen pedos

Algunos alimentos, incluso aquellos que son seguros para su perro, son más propensos que otros a producir pedos. Las verduras al vapor como la coliflor, el brócoli y las coles de Bruselas son golosinas saludables para los perros, pero demasiadas podrían provocar pedos malolientes.

Hable con su veterinario para ver si un Dieta altamente digestible y baja en residuos. podría beneficiar a su perro. Estas dietas contienen menos ingredientes difíciles de digerir como guisantes, fibra, frijoles y soja, lo que significa que habrá menos gases después de que su perro coma.

Reduzca la velocidad de los comedores de velocidad y mantenga activos a los perros

Los perros que devoran su comida como si estuvieran en una carrera también terminan tragando mucho aire, lo que provoca pedos más adelante. Divida la porción diaria de su perro en varias más pequeñas y aliméntelas a su cachorro durante el día para lidiar con este comportamiento. O usa un plato para perros de alimentación lenta que cuenta con un centro elevado para que sea imposible para su perro tragar grandes cantidades de comida.

Además de ralentizar la alimentación de su cachorro, mantenga a su perro activo con ejercicio y tiempo de juego regulares. El ejercicio ayuda a mejorar la digestión y a reducir los pedos.

¿Qué le puedo dar a mi perro por los gases apestosos?

Una vez que su veterinario descarte una causa médica o dietética del exceso de gases de su cachorro, puede recomendar un medicamento como simeticona o un antiácido para ayudar a reducir los pedos de su perro, dice el Dr. Ochoa. Complementar la dieta de su perro con polvos probióticos también puede ayudar a reducir los pedos. Por último, los alimentos y golosinas para perros que contienen ingredientes como Yucca schidigera y el acetato de zinc puede ayudar reducir el olor del gas apestoso de su perro.

Si bien los pedos de los perros son una parte maloliente pero normal de la vida, el exceso de gas podría indicar una afección médica grave, por lo que el primer paso es siempre visitar a su veterinario. Y los perros no solo son buenos para emitir olores, también pueden rastrearlos, así que considere involucrarse con Trabajo de aroma de AKC.